El Precio del Pecado es la Muerte

nwo85_25

Hermanos, sabes por lo que ha sido escrito, que el precio del pecado es la muerte, muerte para vida eterna. Pero ¿acaso entiendes que es esto?. ¿Acaso no murió Cristo por nuestra propia salvación, redimiendo nuestros pecados con su sangre en la cruz?

La muerte para la vida eterna inhabilita al que peca de ver el rostro del Rey y su hermosura, y de vivir junto a El según su promesa por los siglos de los siglos.

Acaso no comprendemos que el pecado quita el gozo de ser herederos del Reino de los cielos?

Se nos ha dicho que nos apartemos de las obras de la carne y se nos advierte que quienes practican esto No heredaran el Reino de Dios. Estas prácticas no solo son aquellas de los que puedes escandalizarte y escandalizar al hermano y que tal vez secretamente escondes de los ojos del hombre: hechicerías, fornicación, inmoralidad, adulterio , idolatría, homicidios, sino que también son aquellas que están ocultas entenebreciendo el corazón, y que contaminan a las iglesias porque vienen desde el mismo corazón del hombre, tales obras son tan malas como las otras son: enemistades, pleitos, envidias, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, borracheras, banqueteo, y cosas semejantes a estas, de las cuales se han denunciado desde los tiempos del apóstol Pablo.   No seamos pues codiciosos de vanagloria, irritando los unos a los otros, envidiándose los unos a los otros, sino que guiados por el Espíritu, vivamos en el Espíritu y andemos también en el Espíritu, para Gloria y deleite de Dios.

Que así sea.

Fer FrancoZ