¿Cómo puedo comprender la Biblia?

La Biblia nos habla de cómo es Dios y nos ofrece sabiduría. Al leerla, pregúntese a sí mismo:

  • ¿Qué significa este pasaje?
  • ¿Qué me está diciendo Dios en este pasaje?
  • ¿Cómo puedo aplicar esto a mi propia vida?

No se preocupe si inicialmente le resulta difícil comprender la Biblia. Antes de comenzar la lectura, ore y pida a Dios que le ayude a entender su Palabra. El escritor del Salmo 119:18 oró: “Ábreme los ojos, para que contemple las maravillas de tu ley” (NVI).

A continuación hay otras cuatro formas para sacar el máximo provecho de su lectura bíblica. Usted comenzará a comprender más y más en la medida que continúa leyendo su Biblia:

  • Lea Salmos, el libro de alabanzas del Antiguo Testamento, para enriquecer su devoción a Dios.
  • Lea Proverbios para crecer en sabiduría y fortalecer su relación con los demás.
  • Ore pidiendo comprensión. El Espíritu Santo le ayudará, y usted comenzará a ver la vida desde la perspectiva de Dios.
  • Hable con otros acerca de lo que está aprendiendo. Procure participar en un grupo de estudio bíblico.

Si nunca ha leído la Biblia, o comenzó a leerla una vez y se quedó atascado, permítame animarlo a descubrir la Biblia por sí mismo. ¿Cómo puede hacerlo?

Primero, acérquese a la Biblia con gozo. ¡La lectura de la Biblia no debe ser una carga, sino un gozo!

Después, acérquese a la Biblia con oración y expectativa. Pídale a Dios que le hable por medio de sus páginas, y espere que lo haga. Esto no significa que cada vez que abramos la Biblia encontraremos algo nuevo; quizá Dios desee poner de relieve verdades que ya conocemos. Pero haga suyas las palabras del salmista: “Ábreme los ojos, para que contemple las maravillas de tu ley” (Salmo 119:18, NVI).